Irene Amantia
Responsable de la enseñanza y coordinadora de los profesores

Me llamo Irene y he nacido y crecido en Florencia. Mi interés para los idiomas y las culturas extranjeras ha nacido cuando era pequeña; mi primer viaje al extranjero fue cuando era a la escuela. Tenía 10 años cuando fui a Francia por la primera vez. Desde entonces siempre he viajado.

He estudiado idiomas y he vivido sola en Francia, Alemania e Inglaterra y siempre he hecho unas experiencias inolvidables. Mi pasión por los idiomas me ha traído a inscribirme a la Universidad donde me he graduado en interpretación y traducción del idioma francés y alemán después que había hecho también exámenes de italiano y de lingüística italiana para especializarme en la enseñanza de los idiomas extranjeros.

Con el pasar de los años, he comprendido que quería enseñar mi idioma y por eso he tomado un curso para la enseñanza del italiano como lengua extranjera. He conseguido la certificación DITALS en la Universidad para extranjeros de Siena con una especialización en la enseñanza de italiano a los adultos y a las personas de la tercera edad.

Desde entonces enseño italiano a los extranjeros con mucha passion.

El amor por Italia y por el idioma italiano se lo debo a mi familia: a mi madre que me hizo darme cuenta de la importancia del folklore y de la tradición italiana a través de los estribos y de las canciones típicas de mi región, trayéndome a todas las ferias y a las fiestas populares.

Mi padre me hizo darme cuenta de la importancia de la historia de este idioma explicándome la etimología griega y latina de las palabras y consultando siempre el diccionario cuando no estábamos seguros del significado de una palabra.

Mi abuelo era filosofo y cuando trabajaba con la maquina de escribir me leía unos pasos de sus tratados y me pedía unos consejos sobre el estilo y la escritura, aunque cuando era una niña pequeña y no entendía casi nada de lo que me pedía.

El amor por este trabajo ha nacido durante una estancia de estudio en Alemania cuando estudiaba a la Universidad. Había decidido de frecuentar una escuela en Bamberg, una maravillosa ciudad alemana fuera de las grandes ciudades; así podía concentrarme más sobre los exámenes y podía hacer amigos fácilmente.

Ahí me enamoré de la escuela, de sus profesores y de mis compañeros; pensaba: por fin he comprendido lo que quiero hacer cuando seré grande.. no solo interprete, ni traductora, por el contrario quería ser una profesora de italiano para extranjeros y así poder enseñar mi lengua materna!

Contáctanos para más información

Cultura y Idioma Italiano
L'Olivo Italiano
  • Via del Bigallo e Apparita 18 Bagno a Ripoli – Florencia
  • +39 328 7698617 - +39 333 4060777
  • info@lolivoitaliano.it
Seguici su:

Privacy Policy

Suscribirse a nuestra Newsletter

Tripadvisor